Crea un buen plan de negocio creativo

¿Alguna vez has tenido uno de esos días (semanas, meses, o incluso más tiempo) en los que sientes que tu creatividad y tu negocio creativo están atascados? ¿Te encanta crear tus obras pero no sabes cómo promocionarlas? ¿Tampoco sabes si debes promocionarlas o intentar venderlas? Un plan de negocio te ayudará a centrarte y a seguir adelante.

Consejo para creativos: crea un plan negocio

Un plan de negocio es una fuerza que te guía, un punto de referencia, un documento lleno de verdad que te recuerda qué haces exactamente, cómo quieres hacerlo, para quién lo haces y por qué. El objetivo de un plan de negocio es tener por escrito tus grandes ideas, objetivos y recursos. Te proporciona claridad; es un plan maestro con subtareas que dan forma a tus próximos pasos.

Cómo usar un plan de negocio

Escribir o actualizar tu plan de negocio cada año es una buena idea, así puedes saber cuáles son los objetivos que persigues y qué pasos tienes que dar para alcanzarlos. Una vez tengas tu plan maestro anual, puedes hacer otro para el trimestre o para el mes, o hacer uno según tu forma de trabajar. Imprimir un plan de negocio de una hoja y colgarlo en el lugar de trabajo ayuda a algunos creadores a centrarse; es fácil echarle un vistazo y comprobar tus objetivos antes de comprometerte con un nuevo proyecto, preguntándote a ti mismo: «¿cómo encaja esto en mi plan?».

¿Ya conoces el dicho «todos los caminos llevan a Roma»?. Bueno, lo cierto es que todas tus decisiones de negocio deben basarse en el plan que tienes para ese año. Por supuesto, puedes editar tus planes a medida que tu negocio evoluciona, pero un buen plan te recuerda por qué estás en ese negocio… y te debe permitir decir no a trabajos, proyectos o tareas que no te satisfacen. El plan te recuerda que tú eres el jefe, tú tienes el control y que tú puedes crear tu negocio a tu manera.

¿Quieres hacer uno? Echemos un vistazo a varios componentes clave para construir un plan de negocio que funcione de la mejor manera posible para tu negocio creativo y para tu marca.


1. Listado de objetivos | Define el por qué

Lo primero es lo primero: una declaración de objetivos son frases cortas que guían a tu negocio hacia delante. Si tus decisiones no respetan tu declaración de objetivos, es hora de que vuelvas a pensar tus estrategias. Una lista de objetivos puede resultar intimidante a la hora de escribir, pero no lo pienses demasiado; solo estamos hablando de quién, de qué y de por qué. Cuando pienses en el «por qué», piensa en tu por qué personal (por qué creas) y por qué tu público valora tu trabajo (por qué lo quieren).

Si eres un creador independiente, completa esta frase: Creo (cosa) para gente a la que le (gusta/necesita esta cosa) porque quiero (motivo).

Ejemplo: Creo recetas disimulando las verduras y vídeos de cocina para gente que tiene en su familia a personas sibaritas, porque quiero compartir mi amor por la cocina mientras ayudo a personas a que coman bien.

Si trabajas en equipo, tu declaración sería algo así: Creamos (cosa) para gente a la que le (gusta/necesita esta cosa) porque queremos (motivo).

Ejemplo: Creamos contenido sobre cazafantasmas (podcasts, blogs) para gente que está obsesionada con lugares embrujados porque queremos compartir nuestro amor por el mundo de los cazafantasmas mientras entretenemos a nuestro público.

Cuando tengas tu declaración de objetivos escrita, estarás listo para manifestar tus intenciones.

2. Ponte objetivos | Define el qué

Es hora de que seas un poco más explícito y de que te pongas algunos objetivos firmes sobre lo que vas a crear, hacer y ofrecer para respaldar tu lista. Elige 1-3 objetivos PRINCIPALES y el trabajo que harás para hacer que tu negocio progrese.

¿Qué vas a crear este año? ¿Un nuevo álbum, una serie de vídeos, un libro electrónico, una serie de webcomics, un podcast o una comunidad? ¿Irás de gira, contratarás a un agente, aumentarás tus seguidores? ¿Quieres crear algo grande o lanzar una serie de cosas más pequeñas a la semana o al mes? ¿Cuánto dinero quieres o necesitas hacer con tu negocio? ¿Cuántos nuevos fans, mecenas o seguidores quieres conseguir?

Siguiendo con el ejemplo de arriba del creador foodie, su lista de objetivos sería así:

  1. Conseguir un contrato para editar el libro o autopublicar un ebook
  2. Conseguir 6 000 € al mes a través de varias fuentes de ingreso
  3. Mejorar el «estudio» de la cocina y comprar material nuevo para grabar

El trabajo para respaldar sus objetivos sería este:

  1. Crear, al menos, una receta a la semana
  2. Grabar, al menos, un vídeo de cocina a la semana
  3. Colaborar y contactar con escritores de libros de cocina, agentes y editores
  4. Diseñar la cocina ideal e identificar proveedores potenciales
  5. Buscar y elegir el material para grabar

Bajar a papel algunos de tus objetivos principales te ayudará a dar forma a tus planes de futuro. Será más fácil elegir proyectos cuando puedas ver si encajan con tus objetivos o si te distraen de ellos.

3. Identifica al equipo | Define quién, parte 1

Para los creadores que forman parte de un grupo u organización, es importante tener en cuenta las funciones y las responsabilidades de cada uno, para que así tomar decisiones sea efectivo y eficiente. Aunque esto esté claro dentro del grupo, anótalo en el plan para que no haya duda sobre quién se encarga de tus permisos y quién se encarga de enviar las newsletter.

Si eres un artista que trabaja por cuenta propia, anota las funciones y responsabilidades principales que creas que son necesarias para tener éxito, para que así no se te olvide nada por muy estresado que estés: trabajo creativo, administrativo, financiero, marketing, comunidad, etc. Después, anota algunos mentores potenciales a los que puedas preguntarles sobre temas que no dominas. ¿Conoces algún experto en marketing? ¿Gestores financieros? ¿Diseñadores gráficos? ¿Abogados? Anota los expertos que conoces y cualquier duda que quieras resolver este año.

4. Dirígete a tu público | Define quién, parte 2

¿Te acuerdas de que en tu listado de objetivos has identificado a las personas para las que trabajas y para las que creas arte? Veamos con más detalle quiénes son, qué necesitan, qué quieren y dónde puedes encontrarlas.

  • ¿Cómo describirías a tu público en pocas palabras?
  • ¿Qué problema les estás ayudando a resolver? ¿O qué deseo les estás cumpliendo?
  • ¿Qué tenéis en común (por qué los entiendes o conoces tan bien)?
  • ¿Dónde puedes encontrarlos o hablar con ellos?

Saber de verdad con quién estás hablando te ayudará a saber qué decir cuando conectes con ellos. El creador foodie sabe que las familias con sibaritas se dirijen a él para conseguir recetas caseras y trucos de cocina. Recuerda, un plan de negocio te ayudará a concentrarte. La gente adecuada te encontrará si eres auténtico y fiel a ti mismo y, por supuesto, a ellos. ¿Quieres construir tu público? Echa un vistazo a esto.

5. La parte monetaria | Define cómo

A veces, es aquí donde los creadores se atascan: ¿cómo vas a ganar dinero con tu trabajo creativo y cuánto vas a cobrar por tus obras? Anota las fuentes de ingreso que te atraen, las que pueden funcionar o las que ya están funcionando en tu negocio creativo. Incluye los niveles y ventajas de tu espacio de financiación colaborativa de Patreon, así como las diferentes formas con las que generas ingresos.

Siguiendo con el ejemplo de arriba, un creador que hace recetas y vídeos de cocina puede planear las siguientes fuentes de ingreso:

  1. Espacio de financiación colaborativa de Patreon (niveles y ventajas)
  2. Ventas del libro de cocina (eBook)
  3. Patrocinio (influencers en redes sociales, menciones)
  4. Anuncios en páginas web/blogs o enlaces de afiliados
  5. Eventos en directo (clases de cocina, oratoria)

6. La parte del marketing | Define dónde y cuándo

Así sabrás qué estás ofreciendo, a quién y por qué. Sabes lo que quieres ganar y las fuentes de ingreso que te ayudarán a conseguirlo. Ahora puedes hacer varias anotaciones sobre dónde quieres anunciarte. ¿Desde dónde conectarás y te comunicarás con tu público objetivo¿ ¿Cuándo lo harás? ¿Les gustará a tus suscriptores leer newsletters cada semana? ¿La gente te descubre a través de anuncios en Facebook? ¿Consigues más mecenas cuando más publicas en tus redes sociales? Enumera cinco tácticas de marketing que te están funcionando o que quieres probar este año y fíjales un plazo de tiempo.

Por ejemplo, el creador foodie, en nuestro ejemplo, tiene público principalmente en Instagram y Facebook, por eso, este año ha decidido duplicar el contenido en esos canales, así como crear más artículos para su blog cada semana y más newsletters para enviar por email cada mes.

  1. Oferta Especial de Patreon cada trimestre
  2. Newsletter mensual para la lista de correo (registrados desde la página web)
  3. Anuncios de pago que promocionan la página de Patreon en Facebook, dos semanas cada mes
  4. Publicación mensual en el blog de la página web
  5. Publicaciones en la redes sociales diarias, en Facebook e Instagram

7. La parte más difícil | Define todo lo que te inquieta

Esta no es una parte técnica de la mayoría de planes de negocio, pero cuando te pongas a organizar todas las ideas, fuentes e iniciativas que vas a abordar este año, puede que te entre un poco de miedo. Es normal. Puede que tengas algunos detractores que cuestionen tu enfoque, puede que sean amigos o familia, o quizá son solo voces que tienes en tu cabeza. ¡No pasa nada! Te animamos a que dejes atrás esos sentimientos de duda, a que ignores esos pensamientos negativos y a que te centres en cualquier pregunta, duda u obstáculo que puedas anticipar. Este es TU plan de negocio. Debes tener TUS desafíos anotados.

¿De dónde viene tu capital inicial? ¿Cómo harás tu podcast? ¿Quién diseñará tu página web? ¿Dónde guardas tu papeleo administrativo? Cualquier cosa que te inquiete, debe estar aquí. ¿Tienes miedo? ¡Seguro! Hay que tener coraje para ser creativo, y tú puedes conseguirlo.

Cuando hayas abordado estas siete preguntas, tendrás un documento que te guiará hasta el éxito. ¿Qué hacer cuando lo tengas listo? Coge cada idea y ejecútala. Si te atascas, solo tienes que respirar y dividir tu tarea en el paso más simple que puedes dar hoy hacia el éxito que buscas. Envía el correo. Organiza una reunión. Escribe un artículo en tu blog. Graba la demo.

Recuerda, un objetivo sin un plan es solo un deseo, así que saca tus ideas de tu cabeza y ponlas en acción. Estaremos aquí para ayudarte y animarte en todo el camino.