Patreon presenta: el supergrupo de sintetizadores Uncompressed

Esta semana, desde el 16 hasta el 19 de junio, Patreon regresa al festival Sónar Barcelona. Además de un programa repleto de presentaciones, paneles, sesiones de DJs y bebidas (gratuitas), nos enorgullece presentar un estreno mundial: los creadores de Patreon Hainbach, Cuckoo y Look Mum No Computer se unen en un espectáculo único al que hemos llamado Uncompressed. Para celebrar la ocasión le hemos pedido a Peter Kirn, fundador de CDM y uno de los expertos mundiales más importantes de la cultura synth y la música experimental, que nos hiciera una pequeña presentación de los estilos individuales, peculiaridades y logros de este trío infernal.

 Echa un vistazo al primer ensayo de Uncompressed aquí: 

Texto: Peter Kirn

Fotos: Liam Simmons

Son famosos en Internet, sí. Su público no hace más que crecer en un mundo virtual al que ha favorecido la pandemia. Pero como cualquier gran colaboración musical, incluso una banda de youtubers, este trío cobra vida cuando se reúne en el escenario.

Descubre esta superbanda de «nerds», que por fin se unirán para dar todo un espectáculo frente al público del Sónar: Look Mum No Computer, Hainbach & Cuckoo. Es una velada «nerd» sumergida entre racks de equipos, fantasías de botones y luces parpadeantes, equipos de prueba obsoletos y sistemas de juegos animados transformados en instrumentos musicales.

Pero antes de ponernos al día con estos tres músicos en Sónar Barcelona, tal vez la mejor forma de entender lo mucho que nos hemos adentrado en el mundo «nerd» es dirigirnos a Ramsgate en East Kent, Inglaterra.

Look Mum No Computer

Que el «DAWless jamming» (sesiones sin DAW) se haya convertido en un género es un testimonio del rechazo total de esta generación a la revolución informática. Hoy en día es tan común trabajar con un ordenador como instrumento musical (la estación de trabajo de audio digital), que sus opositores tienen su propia bandera. Tocar sin esta combinación predeterminada de ordenadores, mesas de mezclas y grabadoras es motivo de honor.

Parece que Sam Battle identificó esta tendencia incluso antes de ganar popularidad con su divertido alter ego Look Mum No Computer. Y, por supuesto, no verás ninguno de esos aburridos portátiles ni logotipos de frutas. Pero no es realmente la ausencia de un ordenador lo que hace que Sam sea tan interesante, sino todas las cosas raras que utiliza en su lugar. Estamos en Kent, porque su fascinación por los equipos insólitos ha generado todo un destino: el Museum of Everything Else (Museo de Todo lo Demás).

Al igual que su ahora compañero de banda Hainbach, Sam ha recopilado elegantes equipos de prueba de Dinamarca, radios de aviación y generadores de señales Marconi. Entre equipos de pruebas antiguos, osciladores de vídeos y todo lo demás, es el paraíso de cualquier coleccionista obsesionado con eBay.

Pero parte de lo que hizo que el trabajo de Sam corriera como la pólvora por Internet es su obsesión por reutilizar equipos electrónicos efímeros y extraños para crear un arte sonoro espectacular. El trabajo de Sam saturaría cualquier algoritmo natural incluso si no hubiera un YouTube que cuantificara los resultados. En el Museum of Everything Else, no solo encontrarás equipos multimedia «prehistóricos», sino también los propios inventos de Sam.

Entre ellos se incluyen el «Teletubby Tidal Wave» (Maremoto de Teletubbies), una formación agrupada de Teletubbies motorizados que canturrean en un canon de gritos digno de las peores pesadillas. Por si fuera poco, también encontramos el KiloDrone de 1000 osciladores: 100 módulos de 10 osciladores cada uno que forman una gran pared de sonido. El chiptune y los festivales de 8 bits llevan ganando popularidad en todo el mundo las dos últimas décadas, pero en el universo de Sam, esta tendencia se ha multiplicado, literalmente. En lugar de un artista con una Nintendo en las manos, su «megamáquina» está creada con docenas de Game Boy. De hecho, así fueron los inicios de Sam. Su canal comenzó con una fuente de sonido de tres Game Boy controladas por la plataforma de microcontroladores de código abierto Arduino. Parece que tanto el público como el recuento de osciladores de Game Boy se vieron magnificados por factores exponenciales..

Algunos artistas calibran su salida a la voraz demanda de novedades de un servicio como YouTube. Para Sam, estos canales parecen ser los únicos capaces de mantenerse al día con sus prolíficos inventos. Tal y como explica Sam en su biografía, LMNC fue originalmente una idea para un fanzine, antes de que se le ocurriera grabarse en vídeo en 2016. Y el resultado encaja con esa descripción: un fanzine mezclado con un museo de curiosidades del siglo XIX, o lo que pasaría si P. T. Barnum dirigiera su propio espectáculo de sintetizadores. Por su parte, el museo lo anuncia como «no obsoleto» y ha cambiado su horario de apertura de 13:00h a 16:00h. Consigue tu entrada por 5 £ (o 3 £ para los menores de 13 años). Es ideal para excursiones escolares.

Cuckoo

Si Sam destaca por su maximalismo, el artista sueco Cuckoo ha optado por un enfoque más minimalista. Tenemos a un tipo con barba. También hay un espejo: un concepto ingenioso que permite a Cuckoo relacionarse personal y directamente con su público.

«A veces utilizaba espejos de plástico en mis trabajos como artista visual», nos comenta mientras rebusca en vídeos antiguos para tratar de averiguar cuál fue el primero en el que añadió su característico espejo. «Cuando quería grabar vídeos desde ángulos extraños, a veces utilizaba espejos para conseguirlo. Es lo que yo llamaría “logística visual”. Lo hacía para poder conseguir lo máximo posible en una toma. Me quedaban algunas láminas de espejo en mi estudio. Y fue en este vídeo en el que lo utilicé para mi propio espectáculo, que es también (¿casualidad?) el primer vídeo que tuvo más repercusión».

Y todo empezó con una despedida, literalmente. En 2012, Cuckoo publicó una actuación titulada Good Bye» (Adiós) interpretada en un sintetizador Teenage Engineering OP-1, con una reflexión distorsionada que llenaba la mitad del marco. La canción estaba programada para una compilación de 14 pistas y un fanzine gráfico de edición limitada. «Iba a ser mi despedida de la música y de YouTube», admite Cuckoo. «Sentía que había topado con un muro y pensaba que lo más sensato sería volver a dedicarme a la animación a tiempo completo. Pero la respuesta a esta actuación fue increíble y, en su lugar, me inspiró a seguir haciendo vídeos». El espejo circular debutó en 2013 en un día, según sus propias palabras, «terrible»: «La iluminación era mala y la mesa parecía aburrida», dice Cuckoo. Y aquí es donde entra en juego el espejo: «Encontré este pequeño espejo redondo tirado y lo puse junto al OP-1. Fue algo muy espontáneo, pero ese fue el nacimiento del espejo redondo y de cómo empecé a utilizarlo en mis vídeos para conectar a un nivel más humano. Como quedar con un amigo».

Cuckoo había trabajado en el mundo de la animación, las giras y los vídeos musicales, y recibía encargos de MTV. Subió sus primeros vídeos a una cuenta de YouTube de la que nos comenta que hace tiempo que olvidó la contraseña. Cuckoo hacía vídeos para pasárselo bien y, sin beberlo ni comerlo, empezaron a hacerse populares. «Siempre me ha gustado crear sin cuestionar el motivo», nos comenta. «Sin más. Siento que tengo que crear. ¿Acaso no es ese un denominador común de todos los artistas y creadores? Pero no fue hasta el vídeo de la actuación con OP-1 y el gran espejo (Good Bye) cuando verdaderamente sentí una conexión con mis espectadores. Para mí, fue muy importante ver la repercusión que tuvo esta actuación en el público. Y eso me alegró muchísimo (a falta de mejores palabras). A ver, dejadme pensar… Se podría decir que me dejó huella».

La música de Cuckoo es una mezcla de pop y videojuegos, aunque se decanta más por los 8 bits que por ABBA. Hay remixes de Megaman, la estrella de NES. Pero, más allá de que su música logre conectar o no, también se ha hecho un nombre como una especie de manual parlante. Envía a Cuckoo un equipo y pronto aparecerá en el feed de YouTube de todos hablando con calma mientras explica cada botón y elemento del menú. Mientras que Hainbach y Sam archivan diligentemente los inventos desechados de la música electrónica, Cuckoo lleva a cabo una especie de arqueología presente en cada dispositivo nuevo, decodificando cada máquina como si hubiera caído del cielo como regalo de una cultura alienígena avanzada.

Para Cuckoo, como para los otros dos artistas de los que hablamos, las visualizaciones y los intertítulos de YouTube no lo son todo. Estamos hablando de un hombre que dedica un vídeo a hablar sobre cómo arrancar el «gancho» superior del operador de bolsillo Teenage Engineering, independientemente de si eso genera visitas o no. (Sí, hablamos de las piezas que sirven para colgar productos de las varillas de metal de la farmacia de tu barrio, por ejemplo. Los fabricantes de sintetizadores Teenage Engineering, también suecos, tienen piezas que sirven para colgar sus herramientas económicas para crear sonidos. Cuckoo está dispuesto a pasarse un minuto y medio hablando sobre cómo quitar esas piezas de sus dispositivos). «Cuando empecé a hacer tutoriales musicales para sintetizadores y equipos relacionados, sentí el agradecimiento de personas de todo el mundo como nunca antes lo había sentido», dice Cuckoo. «Me hizo sentir que mi trabajo le importaba a la gente». Después de años de solo conectar con su público a través de Internet, ahora no puede dar ni un solo paso en Superbooth, un enorme festival, espectáculo y feria en Berlín para «nerds» de los sintetizadores, sin que lo reconozcan. «Lo que más suelo escuchar es gracias», nos comenta.

«Creo que mi voz en el campo de la música electrónica de YouTube tiene más alcance que en la animación. Y estoy muy agradecido por todos los que me animan».

Hainbach

Hainbach es lo que podría suceder si una publicación de música electroacústica y una pila de vinilos de música ambiental quedaran atrapadas en un accidente de un transportador con Lev Termen y Nikola Tesla.

Hace mucho tiempo, el tipo de esoterismo que ofrecía Hainbach era digno de mercadillos y de archivistas de los estudios de música electrónica. Pero a pesar de todo el fetichismo de los diales bonitos marcados con frecuencias o el romanticismo de las grabadoras de alambre soviéticas empleadas por el KGB hace décadas, Hainbach (también conocido como Stefan Paul Goetsch) se dedica ante todo a los sueños musicales.

Hainbach nos cuenta que comenzó documentando sus prácticas musicales con publicaciones en Instagram y que fue un boom instantáneo. «Mi electrónica experimental, o más bien artesanal, vio un antes y un después en esa plataforma, donde conocí a muchas personas con las que más tarde trabajé», nos comenta. Luego vino YouTube, donde practicaba improvisando con los instrumentos. «Cuando estoy solo, no veo la necesidad de pararme a ensayar todas las técnicas», nos cuenta. «Solo creaba pistas con una cámara como público y me propuse sacar adelante un set coherente de 30 minutos». Eso se convirtió en lo que tituló las «sesiones de Weimar»

Trabajar con actuaciones en vivo de una sola toma e ir añadiendo gradualmente el debate como una forma de responder a un número creciente de comentarios y preguntas de los espectadores se fue convirtiendo en un hábito. «Todo se fue dando de forma orgánica», nos comenta Hainbach. «El canal sigue conservando parte de su carácter documental. Las piezas musicales de los vídeos que hago no son demos, sino pistas completas en las que a veces paso más tiempo que en la parte de la charla. Y acaban en discos, como mi último single“Entschlüsselung”» . Cierra los ojos, pon un disco de Hainbach y no importarán ni el aspecto del equipo, ni lo excelentes que sean la tipografía ni la etiqueta de frecuencia. Está claro que la búsqueda de Hainbach de equipos esotéricos es una búsqueda de lo orgánico y lo imperfecto en la tecnología: el contenido confuso de los sueños. Así que, además del canal de YouTube de Hainbach, donde ha popularizado los peculiares detalles de los equipos de prueba utilizados en telefonía e instrumentos olvidados como el «sampler» japonés Vestax, ataviado de «faders», no te pierdas su canalBandcamp . Allí encontrarás varias composiciones ambientales con títulos evocadores y poéticos como «Only the Rain Never Tires» (La lluvia es la única que no cansa), «Gestures» (Gestos) y «The Earth’s Own Sighs» (Los propios suspiros de la Tierra). Es posible que el fetichismo por los mercadillos esconda un impulso pagano más profundo que llame a «Gaze up at the Harvest Moon» (Contemplar la última luna llena de verano).

Hainbach ha encontrado su propio saludo, que aporta paz al público de YouTube en un tono cálido y paternal (y sí, también es papá): «Un placer volver a estar con vosotros». Es como si su personaje de YouTube hubiera encarnado el carácter de su música ambiental y, a su vez, hackeado y trastocado el entusiasta comercialismo del algoritmo. Hainbach actúa como un presentador de televisión para niños de un programa educativo sobre sintetizadores avanzado que nunca existió. Pero también se ha dedicado a investigar todos los detalles sobre cómo ha evolucionado la música electrónica junto a las máquinas. No se trata solo de los equipos; está creando una crónica en vídeo de los verdaderos orígenes de muchos de los sonidos electrónicos actuales que anteriormente solo conocían unas pocas personas de la élite que habían visto laboratorios de investigación, desde Alemania hasta Japón.

Hainbach habla de una forma relajada y contenida, y así son también sus interacciones. Promete que si le haces preguntas en Patreon, responderá en vídeo «cada dos meses aproximadamente». Es una experiencia lenta para nuestra era demasiado acelerada. «Si se te engancha la mano en una cinta, mejor llama a los bomberos», comenta impasible Stefan en su descripción. «Disfruto muchísimo compartiendo conocimientos y no me gustan esos “trucos” o “secretos” que muchos artistas guardan con recelo», dice Hainbach.

«La música solo puede mejorar si todo el mundo está dispuesto a compartir».

 

Peter Kirn es compositor de formación clásica, productor de música electrónica, escritor y fundador de la revista online CDM, Create Digital Music.

Uncompressed AKA Look Mum No Computer, Cuckoo y Hainbach actuarán en el Complex Stage de Sónar entre las 14:00-15:00h el sábado 18 de junio. Además, no te pierdas su charla con Jameel Wollaston de Patreon en Lounge+D entre las 19:15-20:00h el viernes 17 de junio.